Un día como hoy

Un día como hoy hace 7 años, llegaste a este mundo y a mi vida. Llegaste como un regalo, como una bendición. Quien sabe de dónde venias, quien sabe porque me escogiste para que fuese tu madre, quien sabe cuánto tiempo en realidad llevamos siguiéndonos, amándonos. Lo que si se, es que el amor que siento yo por ti no es de solo 7 años de tenerte,  de verte crecer, de escucharte decir tus primeras palabras, cantar tus primeras canciones, dar tus primeros pasos de baile, sumar tus primeras cifras, contar tu primer chiste.  No es solo porque te he visto reír hasta llorar, llorar de tristeza por lo que más quieres o por lo que más te hace falta, no solo es porque cuando te enfermas solo quieres que mama te cuide y te consienta, ni porque me ayudas a bajas las bolsas del mercado, o porque quieres recoger los platos de la mesa y te ofreces a limpiarla o porque pones una butaca en el borde del lavaplatos para ayudar a lavarlos.


Tampoco es solo porque cada mañana que te levantas y me vez dormida vienes a meterte en mi cama a darme un beso y abrazarme fuertemente. Es porque con solo 7 años te has convertido en mi mejor amigo. El que a su corta edad ya entiende mucho de mí y de su entorno. Con el que hablo a diario y me entretengo, con el que canto, río y lloro.  ¡Eres un niño tan inteligente, tan observador, tan detallista, tan noble, tan sincero, eres un ser extraordinario! Muchas veces has sido como un bálsamo para mí, y en otras ocasiones has sido el que me da fortaleza, me dices que si puedo hacer algo, o que debo descansar porque no quieres que me enfermé. Muchas veces me has dejado sorprendida de lo fuerte que aparentas ser, pero al mismo tiempo de lo increíblemente sabio y sensible que eres por dentro. Sé que tal vez en ocasiones te ofuscas, porque sientes que este mundo es muy denso para ti. Sé que no logras entender la falta de humanidad de algunos seres humanos, lo sé porque me los has dicho y he visto cuanto te molesta. ¡Y te entiendo mi amor! Pero,  ¿sabes algo? También creo que tú eres parte de la solución, ¡tú y todos los niños como tú! que nos muestran el camino hacia la comprensión y la tolerancia del uno hacia el otro. Hacia el amor incondicional.

Así como para mi has sido como un maestro, ya que gracias a ti soy una mejor persona, siempre tratando de ser una mejor madre. Tratando de darte el ejemplo de lo que un buen ser humano debe ser. Así tú también harás lo mismo con los demás y de ese círculo hermoso impulsado y movilizado por el amor, la compresión y la tolerancia, nos alimentaremos todos. Cambiaremos este mundo tan denso por uno más liviano, más emocionalmente accesible. ¡Esa es mi esperanza y mi deseo para ti! ¡Un mundo mejor en el que puedas vivir!

Ojalá que mi recuerdo y enseñanzas sean las más inolvidables y siempre te llene de energía vital. Solo le pido a Dios que nunca olvides lo que significas para mí y que pase lo que pase siempre sepas que vas a ser mi niño al que amo desde aquí hasta el infinito y aún más allá, por siempre.

¡Gracias por existir!

¡¡Feliz Cumpleaños mi amor!!

Copyrighted.com Registered & Protected J3VC-FES5-D773-YOJ5

**Esto debió ser publicado el Sábado, 4 de Febrero 2017**

Pero se me quedo en mi bandeja de borradores :/